ÚNASE A NUESTRA COMUNIDAD
PRUEBE NUESTRO SOFTWARE

Open Virtualization Blog


Cómo administrar y reiniciar una aula virtual KVM

Publicado por UDS Enterprise Team |

Al final de una clase, normalmente cada alumno ha modificado muchos aspectos de las máquinas virtuales (MV). Para dejarlas preparadas para la próxima sesión, es importante poder volverlas a dejar en su estado original lo más rápido posible. Los Logical Volume Manager snapshots son muy útiles en estos casos.

El Logical Volume Manager (LVM) es un método que se ha utilizado con éxito en Linux durante muchos años y que gestiona el almacenamiento de forma flexible. En lugar de trabajar con las unidades de asignación fija de almacenamiento, LVM trabaja con volúmenes versátiles que puede ampliarse o reducirse muy fácilmente. Estos volúmenes ofrecen además otros beneficios, como los snapshots.

Después de crear un LVM snapshot, habrá dos volúmenes que harán referencia los mismos datos. Cuando se escriben los cambios en el volumen original después de hacer el snapshot, los bloques de datos originales se copian al volumen del snapshot.

Al acceder a los bloques de datos, los metadatos del snapshot apuntan a dos localizaciones diferentes. Los bloques de datos que no han cambiado desde que se creó el snapshot estarán todavía en el volumen original, pero la versión original de los bloques de datos que han cambiado se guarda en el snapshot. Esto permite usar el snapshot para acceder al estado del volumen tal y como estaba en el momento en el que se creó el snapshot.

Si se instala una MV KVM utilizando todos los valores por defecto, el almacenamiento back end del disco de la MV estará en un archivo. Si creamos un LVM logical antes de empezar la instalación de la MV, este logical volume puede usarse como el almacenamiento back end de la MV.

Si quieres saber cómo describir un disco LVM en un fichero de configuración con código XML en KVM consulta el artículo completo en inglés.


Compartir


0 COMENTARIOS

Debe autenticarse para comentar este post