ÚNASE A NUESTRA COMUNIDAD
PRUEBE NUESTRO SOFTWARE

Open Virtualization Blog


Escritorios Virtuales Persistentes vs No Persistentes II

Publicado por UDS Enterprise Team |

Hace unos días evaluábamos en un post las ventajas e inconvenientes de los escritorios virtuales persistentes. Para completar esta información y tener todos los datos a la hora de decidir qué tipo de escritorios virtuales nos conviene desplegar, hoy vamos a hacer lo propio con los escritorios virtuales no persitentes:

Cuando los usuarios acceden a escritorios no persistentes, ninguno de sus datos y configuraciones de aplicaciones se guardan con el escritorio. Al finalizar la sesión, el escritorio virtual vuelve a su estado original antes de conectarse el usuario, o directamente se destruye asignando al usuario un nuevo escritorio virtual cada vez que realiza la conexión.

Ventajas: Fácil administración, más seguridad y menor espacio de almacenamiento

Ya que los escritorios no persistentes se crean a partir de una única imagen, para los administradores es muy sencilla la aplicación de nuevos parches, la actualización de imágenes, realización del backup de la misma o el despliegue de aplicaciones a los usuarios dentro de la entidad. Los usuarios no pueden alterar la configuración del escritorio, ni pueden instalar aplicaciones en el mismo, convirtiendo el escritorio virtual en un entorno mucho más seguro y robusto. Además, ante cualquier tipo de incidencia detectada en el escritorio virtual, simplemente reiniciando el sistema o cerrando la sesión de usuario, el sistema vuelve a un estado consistente y al usuario se le presenta un escritorio virtual completamente nuevo. Al estar todos los escritorios virtuales basados en la misma imagen y los cambios producidos en los escritorios ser mínimos, el espacio de almacenamiento requerido es mucho menor que en una infraestructura VDI de escritorios persistentes. Por último, los administradores pueden separar los datos, configuraciones y perfiles de usuario en recursos compartidos alojados en un almacenamiento de menor coste.

Inconvenientes: Personalización compleja y menor flexibilidad en la publicación de aplicaciones

Con escritorios no persistentes los usuarios no pueden personalizar fácilmente su escritorio ya que los escritorios virtuales no utilizan perfiles de usuario. Para poder personalizar los escritorios no persistentes es necesaria una labor administrativa previa (creación y configuración de recursos compartidos, creación y configuración de políticas de usuario y grupos de usuario, creación de perfiles de usuario móviles), que puede ser bastante laboriosa. Por otra parte, existen tecnologías complementarias para la publicación de aplicaciones personalizadas para grupos de usuario, cómo la virtualización de aplicaciones o la virtualización de perfiles de usuario.


Compartir


0 COMENTARIOS

Debe autenticarse para comentar este post